ReconoCIEEndonos: La ciencia, sin divulgación, es muda.

*por Laura Lozano Cochard

La divulgación de la ciencia es parte intrínseca del gran ciclo de creación de la ciencia, sin ella, el conocimiento científico está destinado a rondar los confines del mundo académico; sin embargo, es una práctica lamentablemente menos común de lo que debería dentro del día a día de un investigador. El presente escrito, tiene como objetivo realizar un breve análisis de qué es la divulgación científica, así como su relevancia y campo de acción a manera de reflexión sobre lo incompleta que resulta la ciencia que no se divulga. 

La divulgación de la ciencia es el conjunto de actividades destinadas hacia interpretar el conocimiento científico y hacerlo accesible al público en general con diversos fines, desde la propagación del conocimiento científico, como para fomentar la investigación, reconocer a quienes la llevan a cabo, e instruir a la sociedad en temas que les sean útiles y puedan fomentar su desarrollo.

cita divulgarMientras que la diseminación o difusión de la ciencia trata más bien del envío de mensajes elaborados en lenguajes especializados a perceptores selectivos y restringidos según Manuel Calvo Hernando, periodista científico, la divulgación es una traducción del lenguaje científico a uno amigable con otras esferas de conocimiento y el público general. Según Pascuali, difundir se entiende como derramar o desparramar libremente; divulgar por vulgarizar (hacer del vulgo) y hacer accesible al público; y diseminar como sembrar selectivamente en el lugar más apropiado.

La divulgación científica es la voz de la ciencia en los oídos de las masas y es un puente entre quienes generan el conocimiento científico y quienes se benefician del mismo. Sin la divulgación, la ciencia es muda y está destinada a quedarse en el pequeño círculo de quienes generan ciencia.

Como impulsora de la ciencia, la divulgación científica está presente en libros de texto Screen-shot-2012-11-03-at-6.04.11-PMuniversitarios y en grandes instituciones académicas, pero también se encuentra en los documentales que observan los adolescentes durante su escolaridad y hasta en los libros para pequeños lectores que comienzan a descubrir el mundo que les rodea. La divulgación está en libros, revistas, carteles, boletines, gacetas informativas, folletos, conferencias, obras de teatro, cine, fotografía y un sinfín de canales que desde su particular naturaleza matizan y muestran de manera dinámica diversos enfoques para apreciar y comprender el mundo que nos rodea a través del conocimiento científico.

Esta loable labor es tarea de todos los que han sido tocados por la pasión de la ciencia y por aquellos que se dedican a construir el conocimiento científico. Los comunicólogos especialistas en divulgación científica del Centro para Investigación Clínica de Yale incluso atribuyen la responsabilidad de la divulgación científica como un deber ético, donde el investigador tiene la obligación de asegurar que los resultados de las investigaciones sean diseminadas no sólo hacia los participantes de la investigación, sino también hacia otros individuos, tomadores de decisiones, instituciones y las comunidades en las que ellos trabajan según su publicación “Beyond Scientific Publication: Strategies for Disseminating Research Findings”.

Para el investigador, la divulgación científica aporta a su desarrollo profesional, le permite tumblr_m007dj4e761qfisapo1_500realizar conexiones con los usuarios de la información que generan, así como une puntos distantes que sin difusión difícilmente hubieran podido conectarse. Para los gobiernos y los tomadores de decisiones resulta elemental para llevar a cabo acciones basadas en evidencia rigurosa que lleve a buen término los recursos y diseñar estrategias efectivas, así como para la sociedad en general resulta un insumo vital para orientar decisiones personales y tener conocimiento de causa sobre el mundo que les rodea. Todos pueden nutrirse con la divulgación científica.

¿Quién lleva a cabo la difusión científica?

La divulgación científica, sin embargo, es una labor en equipo entre comunicadores e investigadores, donde ambos llevan a cabo un rol de igual importancia, tanto el que aporta la información base como quien la traduce, canaliza y lleva a su destino de una manera asertiva y comprensible, rompiendo la frontera de la comunidad científica y aportando a la sociedad desde ésta.

¿Por qué llevarla a cabo?

Dentro de la publicación “Why Public Dissemination of Science Matters: A Manifiesto” por David M. Eagleman del departamento de neurociencia del Baylor College of Medicine de Texas, pareciera que comunicar los resultados de la ciencia al público es visto como una pérdida de tiempo por profesionistas de la investigación, además del temor a enfrentarse a la crítica de sus colegas y de los costos de tiempo asociados con esta actividad. Es por esto que rescato algunas de las razones portadas por Eagleman de por qué difundir los resultados de las investigaciones tanto clave para lograr resultados con sus investigaciones como beneficioso para su carrera.

A favor de la inversión de tiempo para la difusión científica por parte de los investigadores, Eagleman propone se observe lo siguiente:

Por agradecimiento a los financiadores: si ampliamos la visión del financiamiento hacia la fuente de los impuestos que pagan la investigación, se ve a la divulgación científica como la inversión de tiempo para dar su parte dentro de un sano intercambio entre el conocimiento científico y los recursos que se obtienen para obtenerlo. Siendo conscientes de que quienes pagan impuestos tienen derecho a tener parte en los resultados de la investigación, la divulgación científica se descubre como un elemento de equidad social.

Para inspirar el pensamiento crítico: el objetivo más importante en este punto es inspirar no sólo la creación científica, sino el pensamiento crítico, dentro de la sociedad; fortalecer procesos cognitivos lógicos y basados en evidencia como una práctica común.

Para reducir el flujo de información incorrecta: Dada la enorme cantidad de mitos, información desactualizada o errónea, es deber de los generadores de conocimiento científico el corregir cauces de desinformación por medio de la difusión de información actualizada y comprobable.

Informar para generar políticas públicas: un gran fuerte de este Instituto Nacional de Salud Pública, y parte de la misión del Centro de Investigación en Evaluación y Encuestas es aportar conocimiento científico para la elaboración, actualización y, en su caso, replanteamiento de las políticas públicas en busca de la equidad social. La divulgación científica es el canal para lograrlo.

Mostrar la belleza de la búsqueda científica al desnudo. La pasión, además de la necesidad, por la ciencia es lo que la ha mantenido viva y creciendo a un ritmo acelerado desde hacía varios siglos, y es mantener viva esa llama a través de la difusión de sus resultados y sus procesos lo que perpetuará esta práctica.

Es por esto que sin divulgación científica, el ciclo de creación de la ciencia está incompleto, sin divulgación la ciencia corre el riesgo de quedarse empolvada en estanterías, donde la falta de impacto merma su potencial generador de más conocimiento científico, he ahí su relevancia.

La divulgación de la ciencia en el CIEE

pag evaluaciónEn el Centro de Investigación en Evaluación y Encuestas (CIEE), del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), somos conscientes de la relevancia de esta actividad, y es por esto que tanto sus investigadores como una servidora, trabajamos diariamente buscando maneras asertivas de comunicar los resultados de los estudios fruto del trabajo del Centro, las encuestas y las actividades de los investigadores.

Dentro de las labores de divulgación científica más relevantes en el CIEE se encuentra la creación del Boletín Informativo CIEE, con tres ediciones con un enfoque especial hacia cada uno de sus tres públicos: hacia dentro del Centro, hacia dentro del Instituto y hacia nuestro público externo. Además de esto, también llevamos a cabo resúmenes ejecutivos, enfocados hacia mostrar los principales hallazgos de proyectos de investigación al público en general y los creadores de políticas públicas. En este mismo tenor se lleva a cabo la creación de páginas web con información útil para estudiantes, tomadores de decisiones, investigadores y el público en general sobre los proyectos y encuestas que hemos llevado a cabo, como es el caso de la página web de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición, que al mes pasado alcanzó las 18mil descargas de sus bases de datos así como ha recibido más de 318, 000 visitas desde su apertura en noviembre de 2012.

Además de esto, los investigadores del CIEE han participado en diversos foros, talleres, conferencias y publicaciones en libros y revistas para aportar tanto al círculo académico como al público en general sobre el conocimiento que se ha gestado en este Centro de los que se puede conocer más aquí.

Apunte breve: Mi labor como comunicóloga en el CIEE

Mi nombre es Laura Lozano Cochard, soy comunicóloga y soy la voz detrás del Boletín Informativo del CIEE, que llevo a cabo junto con, y gracias a, la participación de investigadores entusiastas, sin la cual la divulgación de la ciencia en este Centro no sería posible.

La comunicación humana es mi pasión y en el Instituto Nacional de Salud Pública he encontrado un nicho pletórico de información que comunicar, información que beneficia y aporta a su desarrollo, lo que siempre ha sido mi misión personal como comunicóloga.

Creo que es un orgullo formar parte de los esfuerzos que realiza el INSP para el desarrollo de nuestro país y es para mí un verdadero gozo poder comunicar una porción del gran trabajo que se realiza para la ciencia dentro de esta Institución.

La divulgación de la ciencia, sin embargo, como mencioné anteriormente, no es una actividad resumida a comunicólogos, comunicadores gráficos y periodistas, es una actividad donde todos tenemos un rol, desde el investigador que aporta con su trabajo hasta el público que recibe la información y la utiliza en su vida diaria de manera directa o indirecta.

Generar ciencia no es sólo una actividad llevada a cabo por científicos, es una forma de vida que toca a diversas profesiones y estilos de vida, y trasciende las barreras culturales para aportar insumos para el desarrollo de esta Aldea Global.

Acerca de cieeinsp

Centro de Investigación en Evaluación y Encuestas del Instituto Nacional de Salud Pública de México.
Esta entrada fue publicada en ReconoCIEEndonos y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a ReconoCIEEndonos: La ciencia, sin divulgación, es muda.

  1. Pingback: Del Director: Objetivos Estratégicos |

  2. Dinorah dijo:

    Laura: felicitaciones por tu iniciativa y la excelente redacción de tus contribuciones.
    Felicito también a las personas involucradas en generar este boletín por la visión que tienen para difundir sus esfuerzos y logros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s