Mujeres Trans en la Ciudad de México: hacia una visión integral

*Por Laura Lozano Cochard

El trabajo en pro de la Salud Pública en México nos brinda la oportunidad de encontrarnos con un amplio y colorido caleidoscopio social. Esta visión multicolor incluye a diversas comunidades y sectores poblacionales cuyo trenzado aporta características y particularidades únicas dentro del tejido social en México. Para poder comprender las características más sensibles y particulares de algunas de estas comunidades, sin embargo, se requiere de una óptica integral que permita ver la imagen más amplia que las hebras que la componen.

Uno de estos casos es el de la comunidad de las mujeres trans de la Ciudad de México, una comunidad tan poco conocida como incomprendida y lamentablemente, altamente discriminada según el más reciente estudio enfocado en esta comunidad, que reporta que entre un 67 y un 79% de ellas ha sentido rechazo alguna vez en la vida. Este estudio es la Encuesta de salud con sero-prevalencia de VIH a mujeres transgénero en la Ciudad de México (cuyos principales resultados se encuentran aquí) el cual brinda un panorama completo de la salud de esta comunidad. Este estudio fue realizado por el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), Population Services International (PSI), y la Clínica Especializada Condesa, a la vez que fue financiado por la agencia USAID.

Como antesala a este reciente estudio, se destacan el Informe técnico analítico sobre seroprevalencia de VIH y factores de riesgo y vulnerabilidad en personas que se dedican al trabajo sexual; y en personas transexuales y personas transgénero, financiado por CENSIDA en 2012, donde por primera vez se separó a las mujeres TTT (trangénero, transexuales y trasvestis) de los hombres que tienen sexo con hombres (HSH), así como La Encuesta de seroprevalencia en sitios de encuentro de HSH donde se incluye a la comunidad de MT dentro de las entrevistas realizadas.

Los resultados arrojados, si bien esperados en su mayoría, generaron un mapa nítido sobre las condiciones de vida de las mujeres trans y un análisis aún más profundo: una clara imagen de la historia de vida de la mujer trans que vive hoy en día en el Distrito Federal. Con la oportunidad de dar a conocer su experiencia en el levantamiento de campo así como su opinión sobre los resultados obtenidos en dicho estudio, miembros de la comunidad trans entrevistados durante la presentación de los resultados del estudio el pasado 14 de mayo nos dan a conocer su perspectiva:

Luna Hernández, vocera de la comunidad trans y promotora de salud, agradeció durante el evento el tener la oportunidad de ser protagonistas de un estudio que considera muy necesario para que se conozca mejor la situación transgénero, transvesti y transexual en México. En entrevista, Luna comentó sobre la necesidad de retirar el estigma sobre la asociación automática que muchas personas llevan a cabo entre el VIH y el ser mujer trans, así como está segura de que estudios como este ayudarán a echar luz en los tabúes actuales en torno a este grupo.

La participación de miembros de la comunidad trans fue vital para realizar el estudio. Gracias a su participación fue posible abrir las puertas de los sitios de encuentro y llevar a cabo la labor de convencimiento con las mujeres trans entrevistadas para su participación. Al respecto, Verónica López, promotora de salud de PSI, comentó que como parte de la comunidad trans le resultó muy familiar el acercamiento a sus compañeras y amigas, quienes fueron muy amables durante el proceso de la encuesta. De la misma manera, resultó beneficiosa la guía de la Clínica Especializada Condesa, tanto por su estrecha relación con las mujeres trans como para la aplicación de los cuestionarios en CP, dada su previa experiencia en dichos Centros con otros proyectos como el de “Ponte a Prueba”, un programa de detección de VIH en CP realizado conjuntamente por la Clínica Especializada Condesa y el INSP en 2008.

Verónica compartió su experiencia tras haber sido capacitada durante tres meses para llevar a cabo la labor de promotora y más adelante entrevistadora; preparación que le ayudó al momento de abordar a las demás chicas, pues a algunas les preocupaba la naturaleza de las preguntas. “Nosotras en la Clínica Condesa nos sentimos en casa, pero las chicas en sitios de encuentro son más reservadas, fueron tímidas al principio pero fueron muy lindas y participativas cuando les explicamos para qué era el estudio”, comentó al respecto.

Fue la experiencia de la encuesta y la convivencia con estas mujeres trans lo que permitió contar con una imagen más integral sobre su vida en el Distrito Federal. Silvana Iglesias encontró una excelente respuesta de parte de las mujeres trans que participaron. Silvana puntualizó en las situaciones a las que luego llegan las mujeres trans cuando viven en la calle. “Es muy importante que no se expongan a peligros, que se informen y se cuiden; la vida en la calle es muy dura y es importante que no incidan en actividades riesgosas para no desencadenar un efecto dominó de una epidemia tan peligrosa”, comentó, así como urgió a las mujeres de su comunidad a siempre hacer uso del condón y a estar siempre informadas.

Entre los principales resultados de la encuesta expuestos ese día está el momento en el que las mujeres trans decidieron comunicarle a su familia su deseo de ser mujer, situación que sucede generalmente durante la adolescencia.  Al respecto, Leslie Jiménez, también promotora de salud y parte de esta comunidad, opinó que es de suma importancia llevar a cabo este proceso a una edad más temprana: “Todos los programas están hechos a partir de los 18 años, debería de ser desde antes para poder trabajar con los padres. Si se pudiera detectar desde chicas y trabajar con los padres desde la adolescencia, creo que entonces se erradicaría la causa del problema, se evitarían muchos problemas y se capacitarían a los padres para hacer frente a ello.”

Según los resultados del estudio, sólo la mitad de las mujeres trans que le revelaron a su familia el deseo de ser mujer recibió apoyo de parte de la misma. Al no recibir apoyo de sus familiares, algunas mujeres trans se ven 2013-05-14 18.03.03orilladas a la vida en la calle y expuestas a un sinfín de riesgos para la salud y su integridad física. Las situaciones que viven las mujeres trans, sin embargo, no está asociada al hecho de ser mujeres trans, sino que sin el apoyo de la familia durante la adolescencia, cualquier persona participaría en conductas de riesgo. En ese sentido, la raíz de muchos de los problemas de salud que se identificaron en la encuesta son resultado de la discriminación de los familiares hacia las mujeres trans cuando expresan el deseo de ser mujeres.

En este sentido, Leslie también comentó sobre la importancia de dar visibilidad a la comunidad trans, quitando la estigmatización hacia las mismas: “La discriminación no sólo es de las instituciones públicas, sino desde la institución más importante: la familia, es un problema que se tiene que ver desde la Salud Pública”, comentó al respecto. En este mismo sentido, Jacqueline L’hoist del Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México (COPRED), mencionó durante la presentación de la encuesta que 23% de las denuncias que reciben por discriminación provienen de la comunidad LGBTTT.

En la opinión de Ricardo Pulido, promotor de PSI, el fin de la discriminación, tanto para la comunidad trans como la HSH, comienza por la identificación de las características que separan a estas dos comunidades, donde hace falta no sólo sensibilizar a la población hacia el respeto de las mismas, sino que se traten como dos identidades sexuales distintas, con diferentes necesidades. “Hace falta que el abordaje de los estudios de estas dos comunidades sea desde diferentes enfoques, así como las políticas que se generen a raíz de ellos”, comentó.

Uno de los obstáculos que enfrenta la comunidad trans en el Distrito Federal hoy en día es un panorama poco amigable en lo que respecta a la posibilidad de llevar a cabo transformaciones sexogenéricas de manera segura. La vida profesional también se ve obstaculizada por la carencia de papeles oficiales que muestren la identidad sexual de las mujeres trans, donde el procedimiento para cambio de nombre y sexo en documentosIndonesian Prayer School Caters For Rising Transgender Population oficiales (disponible en el Distrito Federal) es un proceso que supera los 20mil pesos. Leslie Hernández comentó al respecto sobre el empoderamiento de las mujeres trans: “La comunidad trans es una comunidad vulnerable, pero somos vulnerables en la medida que permitamos serlo, nadie nos dice que no podamos tener carreras profesionales, depende mucho de cada persona”.

Arantxa Colchero, del Centro de Investigación en Evaluación y Encuestas del INSP, e investigadora principal de este estudio, encuentra en la carencia del ofrecimiento de los servicios para las transformaciones sexogenéricas una oportunidad para que el sector salud evite complicaciones médicas en las mujeres trans a través de brindarles este servicio que hasta ahora es muy limitado. De igual manera, calificó de urgente la necesidad de programas de detección de VIH en sitios de encuentro de mujeres trans, para lo que el mapeo de la encuesta puede ser muy útil y acompañar a la detección oportuna con la entrega inmediata de los resultados junto con el ofrecimiento de un tratamiento oportuno. Por otro lado, encontró  acertado, dados los resultados sobre el abuso de sustancias no prescritas por un médico así como los resultados relacionados con la salud mental de las encuestadas, que los servicios de salud atiendan también estos pendientes con dicha comunidad. La Dra. Colchero hizo hincapié en la necesidad de llevar los servicios de salud a quienes los requieren, dado que las poblaciones son jóvenes y sus integrantes no suelen acercarse por sí mismas a los servicios de salud.

Derivada de la oportunidad de convivir más de cerca con las mujeres trans, la investigadora relató cómo esta experiencia resultó tan reveladora para ella desde la perspectiva de la necesidad de contar con una visión integral cuando se analizan este tipo de resultados, que si bien no pueden observarse de manera aislada, deben verse como el resultado de una DSCN0739historia de vida. Es de esta manera en la que la Dra. Colchero recomienda que se lleven a cabo políticas públicas en salud para la comunidad transgénero desde una óptica integral, donde se aborden soluciones desde la detección temprana en las escuelas con el apoyo del sector educativo, así como el sector salud en los diversos puntos que mencionó anteriormente: detección de VIH, transformaciones sexogenéricas y salud mental.

 “Hay mucho trabajo que hacer”, mencionó Verónica, “pero con este estudio dimos un paso enorme en dirección hacia eliminar la discriminación y mejorar la situación que viven hoy en día muchas chicas trans”. Por su parte, Silvana Iglesias comentó sobre que esta información no sólo deben conocerla las mujeres trans, o la comunidad LGBTTT, sino la población en general “la responsabilidad es de todos y estos resultados son para toda la comunidad”, remarcó.

Acerca de cieeinsp

Centro de Investigación en Evaluación y Encuestas del Instituto Nacional de Salud Pública de México.
Esta entrada fue publicada en ReconoCIEEndonos y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Mujeres Trans en la Ciudad de México: hacia una visión integral

  1. rene leyva flores dijo:

    Felicidades Aranxa, un super trabajo. Saludos Rene Leyva

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s